Propuesta Desescalada Atención Hospitalaria

Propuesta Desescalada Atención Hospitalaria

Este documento fue registrado y enviado con fecha 20 de abril 2020  al SESCAM.

Castilla La Mancha 7 de Mayo de 2020.

 

1.- MEDIDAS DIRIGIDAS A LA PREVENCIÓN EN ATENCIÓN HOSPITALARIA:

Consideramos fundamental que antes de iniciar cualquier modificación de la organización asistencial actual se determinen e implanten las medidas de prevención y seguridad que deben proteger tanto la salud de los profesionales como las de los pacientes.

En cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es debido realizar las actualizaciones de las evaluaciones de riesgos, emitiendo los correspondientes informes y realizada la información y formación a todos los trabajadores.

– Test a todos los trabajadores: Es preceptivo realizar los test a todos los trabajadores antes de reanudar la actividad asistencial, no podemos empezar a trabajar sin conocer qué trabajadores están sanos y cuáles no.

– Evaluación de Riesgos actualizadas: es una obligación legal realizar la actualización de las evaluaciones de riesgos ante la aparición de un nuevo riesgo biológico tan grave. Tras tres meses de pandemia aún no se ha cumplido esta obligación.

– Información y Formación a los profesionales : los profesionales deben ser informados y formados acerca de los riesgos y medidas de prevención con la nueva situación, previamente a la instauración de la misma.

– Instauración de las Medidas de Prevención: no podemos permitir que los profesionales vuelvan a trabajar desprotegidos y expongan su salud, la de sus pacientes y familias porque no existen medidas de protección adecuadas y se les faciliten los EPI necesarios todos los días antes de comenzar su jornada.

– Vigilancia de la Salud de todos los Profesionales: la pandemia de COVID ha supuesto un peligro para la salud de los trabajadores. La normativa obliga al SESCAM a realizar la vigilancia de la salud cuando exista riesgo de enfermedad profesional como es este caso, y es una obligación que debe cumplir antes de volver a la reorganización de la actividad asistencial

 

 2.- MEDIDAS ORGANIZATIVAS DE LA ACTIVIDAD ASISTENCIAL:

Por el presente escrito, queremos poner en su conocimiento la opinión de la gran mayoría de los facultativos del bloque quirúrgico, a quien representamos, en lo referente al inicio de la Cirugía Programada.

Según nos han informado, la desescalada, para poder empezar las programaciones quirúrgicas, ha sido comunicada a los Jefes de Servicio implicados, es decir, de especialidades quirúrgicas y anestesia. Hasta ahora, nuestras demandas han sido desoídas, pero han de saber que vamos a seguir dándoles a conocer nuestra opinión, así como nuestras propuestas, que parten del personal facultativo al que representamos.

Nos consta que en dichas  reuniones los propios Jefes de Servicio han propuesto monitorizar mediante PCR a aquellos pacientes que se vayan a intervenir, medida del todo acertada a nuestro modo de ver. Nos alegramos que finalmente se haya considerado y aceptado. Pero también nos consta que se ha rechazado la propuesta de realizar test a los profesionales sanitarios que participen en dichas intervenciones, cosa que lamentamos.

Según la hoja de ruta común europea para el levantamiento de las medidas de contención del covid-19, recogida en el Diario Oficial de la Unión Europea de 17 de abril de 2020, uno de los criterios primordiales  para la desescalada debe basarse en criterios científicos, y dar prioridad a la Salud Pública.

 Este Sindicato, como bien sabe, ha exigido y seguirá exigiendo la realización de test masivos a todo el personal sanitario, cosa que hasta la fecha se ha rechazado categóricamente a pesar de las cifras que nuestra Comunidad presenta, tanto en mortalidad como en afectación de personal Sanitario, y es por ello que nos parece inadmisible que se inicie la cirugía programada sin un plan de contingencia adecuado, que garantice la seguridad del paciente y del profesional, con la mayor eficiencia posible.

Nuestra propuesta consiste en testar, mediante la realización de PCR, a todo el personal sanitario que trabaje en quirófano. Consideramos que es la única forma de garantizar que el paciente no va a ser infectado por dicho personal. La PCR a todo paciente que va a pasar a quirófano es una medida acertada pero incompleta si no se realiza dicho test a todo el personal que atiende al paciente, poniendo por tanto en riesgo al mismo de contraer la infección. Y por supuesto, dotar de Equipos adecuados para todo el personal de quirófano, así como establecer los circuitos claramente de limpio y sucio, respecto al covid-19.

 En cuanto a la consulta: cada Jefe de Servicio debe organizar sus agendas. La consulta debe ser telefónica y no presencial siempre que sea posible. Las normas serán las mismas que hemos reseñado para las consultas de Atención Primaria.

 En resumen los requisitos mínimos para la desescalada serían:

  • Capacidad física: con suficientes recursos materiales y equipamientos
  • Capacidad humana: suficientes profesionales, considerando aquellos que son personal de especial sensibilidad.
  • Capacidad de protección: suficientes equipos de protección, test o pruebas análogas, evaluación de riesgos y vigilancia de la salud
  • Capacidad de organización: circuitos asistenciales definidos y seguros tanto para pacientes COVID y no COVID, como para los profesionales que les atiendan.

 

Seguimos insistiendo en la realización de test masivos al personal sanitario, así se ha realizado en países donde las cifras de fallecidos son un espejo en el que mirarse, y así lo recomienda la OMS. Nuestras cifras, desgraciadamente, son las peores del país, y deberían por tanto hacernos reflexionar y tomar las medidas necesarias y oportunas para frenarlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba